Inmunomodulación como herramienta terapéutica en V.I.H./SIDA

 

Ernesto Martínez, M.D., Universidad del Valle, Cali - Colombia.

 

La búsqueda de estrategias terapéuticas dirigidas a modular la respuesta inmune del individuo infectado por VIH ha sido motivo de estudio desde hace más de una década, quedando posteriormente relegada a un segundo plano con el advenimiento de la terapia antirretroviral altamente efectiva. Sin embargo, el uso de agentes inmunomoduladores como interleuquina-2 ( IL-2 ) en combinación con la terapia antirretroviral está resurgiendo con renovado interés en el intento de lograr verificar alguno o varios de los siguientes planteamientos:

 

-          ¿Al causar una expansión y proliferación de las células CD4+ se observará igualmente una activación de la replicación viral y por lo tanto riesgo de pérdida de control de la respuesta terapética a los antirretrovirales?

-          ¿Es el aumento observado en el número absoluto y porcentaje de linfocitos CD4+ debido al uso de IL-2 subcutánea acompañado de mejoría en el funcionamiento de los mismos y de la respuesta inmune global?

-          ¿Son sólo las células de memoria las que se expanden o también las “naive”?

-          ¿Su uso permitirá modificar los estándares de oro en el tratamiento de la infección por VIH, como por ejemplo, conducir a una reducción en el número de antirretrovirales?

-          ¿Permitirá abordar interrupciones programadas del tratamiento con mejores resultados y mayor seguridad?

-          ¿Conducirá a la erradicación del VIH al estimularse los linfocitos CD4+ y acelerar el recambio de los mismos?

-          ¿Otros inmunomoduladores, solos o concomitantes a IL-2, como interferón gamma o vacunas, tendrán mejor efecto o sinergismo entre ellos?

-          ¿Será la respuesta terapéutica para aquel grupo de pacientes en quienes a pesar de un excelente control viral con la terapia antirretroviral no muestran un significativo aumento en su conteo de células CD4+ a través del tiempo?

 

Los estudios más recientes publicados en revistas especializadas o presentados en congresos han mostrado resultados alentadores acerca del uso de IL-2, descartándose, por ejemplo, cualquier efecto deletéreo sobre la carga viral o dinámica de la infección por el VIH y, al mismo tiempo, documentando resultados benéficos sobre los linfocitos CD4+, no sólo cuantitativos sino también cualitativos al mejorar significativamente su función tanto de linfocitos “naive” como de memoria.

 

Varias vacunas y coadyuvantes han sido evaluados en ensayos clínicos pequeños, con resultados variables; la mayoría favorables pero no extrapolables a la práctica clínica. Un reciente trabajo mostró resultados alentadores en el manejo de la infección temprana por VIH con el uso de interferón alfa 2b peguilado con disminución importante en el reservorio celular infectado por el VIH, lo cual abre una luz de esperanza al objetivo previamente esquivo de la erradicación del VIH.